Exposiciones actuales

A veintidós años de su versión original, el Parque de la Memoria decide reeditar Identidad, actualizando la información con la que Abuelas de Plaza de Mayo cuenta en relación a los nietos que fueron apropiados.  
Identidad se llevó a cabo en el Centro Cultural Recoleta entre noviembre 1998 y enero de 1999. La estrategia visual de colocar un espejo entre las fotografías de hombres y mujeres –padres y madres– detenidos-desaparecidos y/o asesinados buscaba rescatar algún parecido físico entre ellos y sus hijos apropiados ilegalmente, jóvenes que por entonces tenían entre 19 y 25 años, la misma edad que sus padres al desaparecer. Así la semejanza física podría, quizás, traducirse en parentesco y esos jóvenes recuperarían su historia familiar. 

Exposiciones pasadas

A lo largo de más de veinte años el artista recorrió Latinoamérica proponiéndole a distintas personas o grupos de personas que escribieran un sueño o deseo en una pequeña pizarra y se dejaran fotografiar. Así, cámara de placa al hombro, Martín recorrió Argentina, Cuba, México, Perú, Nicaragua, Guatemala, Brasil y Colombia tomando contacto con comunidades indígenas del nordeste brasileño, pueblos de la Selva Negra en Nicaragua y de la Selva Lacandona en Chiapas, profesores universitarios de Cusco, familias de clase media en Buenos Aires, jóvenes estudiantes del norte de Corrientes y niños de la frontera de Tijuana, entre tantos otros. 

A lo largo de más de veinte años el artista recorrió Latinoamérica proponiéndole a distintas personas o grupos de personas que escribieran un sueño o deseo en una pequeña pizarra y se dejaran fotografiar. Así, cámara de placa al hombro, Martín recorrió Argentina, Cuba, México, Perú, Nicaragua, Guatemala, Brasil y Colombia tomando contacto con comunidades indígenas del nordeste brasileño, pueblos de la Selva Negra en Nicaragua y de la Selva Lacandona en Chiapas, profesores universitarios de Cusco, familias de clase media en Buenos Aires, jóvenes estudiantes del norte de Corrientes y niños de la frontera de Tijuana, entre tantos otros. 

Esta exposición toma la figura de la bruja como eje para echar luz sobre aquellos conocimientos e ideologías que fueron censurados por la historia, invitando a pensar de qué modo estas temáticas sobreviven en la actualidad.

Totem Tabu es un grupo conformado por Laura Códega, Malena Pizani y Hernán Soriano.

La exposición presenta una selección de obras producidas entre las décadas de 70 y 90 en torno al vínculo entre el poder judicial y el estado. En esta clave, problematiza el sentido que esta relación despliega en la historia de nuestro país y el resto de Latinoamérica,  y el modo en el que se lee distorsionada por las políticas de la pos verdad.
La mirada de Elda Cerrato está atravesada por los desplazamientos geográficos elegidos y muchas veces forzados, la coyuntura política local y latinoamericana, y una sensibilidad orientada por búsquedas espirituales y experiencias del orden de la percepción.

A 50 años de una de las revueltas populares más reivindicadas de nuestra historia, esta exposición problematiza este hecho histórico a través de las potencialidades semánticas que brindan los materiales de archivo y las posibilidades poéticas que habilita el arte contemporáneo. ¿Qué queda hoy de la potencia insurrecta de aquella revuelta que reunió a obreros, estudiantes y vecinos en un mismo reclamo? ¿Qué gestos y qué formas configuraron la rebelión ante el peso agobiante de la represión y el avasallamiento de los derechos? ¿Cómo narrar ese entramado sin perder de vista el sentido que agrega el paso del tiempo? 

El Área de Arte se ocupa de implementar el plan de construcción de esculturas del Parque de la Memoria y de elaborar el proyecto curatorial que se desarrolla en la Sala PAyS. La decisión de situar al arte contemporáneo en el centro de un proyecto de memoria implica reconocer que el arte proporciona un modo de reflexión crítico pero sensible, capaz de poner en crisis la memoria rutinaria, apelando a un diálogo con el visitante que involucre no solo su intelecto, sino todos sus sentidos.

Al concebir las exposiciones de artes visuales como espacios sociales de pensamiento y debate, el programa de exhibiciones del Parque de la Memoria propone una articulación dinámica entre pasado y presente y apunta a problematizar desde lo poético diversos tópicos relacionados con la memoria del terrorismo de Estado, los derechos humanos y las tensiones entre arte, historia y política.

Desde la práctica curatorial, estas cuestiones no son abordadas de forma literal o ancladas únicamente en la historia fáctica, sino que se intenta apelar a diversos formatos y estrategias propios del arte contemporáneo. De esta manera, se busca habilitar lecturas críticas y plurales de los proyectos y obras que se presentan, como así también vincular el pasado con problemáticas que mantengan vigencia en el presente.

Contacto: parquedelamemoria.arte@gmail.com